¿Cómo mejorar mi sitio de ecommerce y vender más?

Si tu sitio de ecommerce no está vendiendo todo lo que te gustaría, no es el fin del mundo, solo significa que hay algo en lo que puedes mejorar. 

El comercio electrónico llegó a nuestras vidas para quedarse, transformarse y ayudarnos. En la actualidad, tienes el mundo entero a tu disposición en tu mano, haciendo uso de tu teléfono celular. Tener un sitio de ecommerce ya no se trata de un lujo, o de una estrategia “interesante” que el negocio podría explorar, se trata de una necesidad, porque el mundo entero consulta en internet antes de tomar una decisión de compra. 

En este artículo te damos 4 tips que te ayudarán a mejorar tu ecommerce y vender más.

Tip 1. Mantenlo simple

Hazlo sencillo, mantén el diseño de tu sitio fácil de navegar para que tus clientes consigan lo que quieren. 

Con un sitio mal diseñado, estás perdiendo clientes. Te ponemos algunos ejemplos de lo que queremos decir con “mal diseñado”.

  • No es clara la propuesta de valor de tu negocio, 
  • está saturado de imágenes y no se sabe bien qué venden, 
  • la letra es difícil de leer y 
  • los colores no contrastan bien en la pantalla de un computador y mucho menos en la de un teléfono celular. 
  • No es fácil navegar por la página, dificultando que los clientes encuentren lo que necesitan

¿Te ha ocurrido? Seguro que todos hemos navegado por una tienda así, en la que no aguantamos más de 2 minutos, porque la experiencia fue desastrosa. 

Piensa en tu sitio de comercio electrónico como en una tienda física, ¿cómo quieres que se sientan tus clientes cuando entren ahí? 

Sin embargo, aún si mejoras los aspectos que mencionamos anteriormente, un aspecto fundamental es asegurarse de categorizar bien los productos, balancear las imágenes y el texto que las acompaña para que sea agradable a la vista.

Tip 2. Ofrece una experiencia al usuario personalizada

En internet todo entra por los ojos, pero también hay otras acciones que impactan enormemente para mantener a tus clientes felices. Un claro ejemplo, que cada vez toma mayor relevancia es tener un chat en línea para que los compradores de tu sitio puedan solucionar sus dudas en tiempo real con una persona real, o en su defecto con un chatbot.

Muchas herramientas de chat permiten establecer una conversación en momentos específicos de la interacción del cliente con tu sitio, por ejemplo: cuándo visitan ciertas páginas, si han estado durante una cantidad de tiempo viendo un producto, o si han llegado por un link del newsletter. Esto te permite brindar una ayuda mucho más enfocada, y oportuna a tus clientes.

Tip 3. Identifica tus desafíos y oportunidades

La tasa de optimización (CRO, por sus siglas en inglés) es la práctica de optimizar tu ecommerce para que las conversiones en sitio mejoren y se incrementen las ventas. 

Hacer uso del CRO, te ayuda a identificar áreas de mejora en tu sitio. ¿Dónde estás perdiendo ventas? ¿Quienes están desistiendo de la compra? ¿Por qué? ¿Qué puedes implementar para dejar de perder esas oportunidades?

Este proceso se realiza por medio de investigación cuantitativa y cualitativa, para que puedas obtener una visión holística y sin sesgos de cómo está convirtiendo tu sitio. 

Una vez haz realizado tu investigación, identifica los desafíos y oportunidades, desarrolla hipótesis y prueba para que identifiques qué estrategias generan mayores ventas.

Tip 4. Optimiza para dispositivos móviles

Para el 2021, se estima que más de la mitad de las compras por internet se realicen a través de dispositivos móviles, según Statista.

Optimiza tu tienda con un diseño responsivo para estos dispositivos. Esto quiere decir que tu tienda tenga en cuenta en todo el diseño ofrecer la mejor experiencia desde cualquier dispositivo móvil. 

Por ejemplo puedes crear un botón grande “agregar al carrito” visible en todas las páginas para que sea fácil adicionar al carrito sin necesidad de hacer zoom al sitio web. También asegúrate de tener las imágenes en diferentes formatos, para que los tiempos de carga sean menores y sea muy sencillo hacer zoom a las fotos para ver todos los detalles del producto. 

Facilita la vida del usuario con barras de búsqueda, auto completadores y predictores de texto que le ayuden a encontrar lo que busca sin contratiempos.

Conclusiones

El ecommerce llegó para quedarse y evolucionar, no te quedes atrás, si aún no tienes una tienda o cuentas con una que no está generando las ventas que esperabas, asegurate de:

  1. Mantener un diseño sencillo, fácil de navegar y centrado 100% en el usuario.
  2. Implementa canales de contacto pertinentes como chats que le permitan al cliente solucionar dudas sobre su compra.
  3. Evalúa la conversión de tu sitio y plantea mejoras para incrementar la tasa de conversión en tu sitio
  4. El mundo es móvil, así que asegúrate de tener un diseño pensado y orientado a ese mundo

¿Y tú implementas algo más en tu ecommerce para mejorar y vender más? 🙂